Al menos 17 personas fueron asesinadas en un bar el viernes en la ciudad mexicana de Monterrey, en el norte del país, cuando hombres armados con rifles abrieron fuego contra clientes y empleados, informó un investigador estatal forense.

Monterrey, una importante zona industrial, ha visto un aumento en la violencia desde hace dos años, cuando los cárteles del Golfo y los Zetas comenzaron a pelear por el control del narcotráfico en la región.

El funcionario forense informó que su agencia recuperó 17 cuerpos, entre ellos de mujeres, de la escena del crimen. Habló en condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los medios.

Fuentes policiacas no confirmaron el número de muertos con The Associated Press.

El director de Comunicación Social de la Policía Federal, José Ramón Salinas, informó que en el tiroteo se utilizaron armas de alto calibre, lo que indica que pudo haber sido un enfrentamiento entre cárteles.

La policía selló la escena del crimen, que el sábado en la mañana estaba fuertemente resguardada por militares y policías federales.

Otros negocios del centro de la ciudad cerraron más temprano de lo normal luego que se supo sobre la masacre.

Los medios de comunicación mexicanos reportan que hubo 20 muertos. El diario Reforma informó que cinco personas más resultaron heridas.