El ministro del Interior y vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba lanzó el sábado oficialmente su candidatura a la presidencia por parte del PSOE a los comicios generales de marzo.

Pérez Rubalcaba, de 59 años, prometió el viernes que dimitiría en breve tanto del Ministerio del Interior como de vicepresidente primero en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para centrarse de lleno en la campaña electoral.

Los directivos del Partido Socialista Obrero Español lo eligieron el sábado como candidato, ya que Rodríguez Zapatero decidió no postularse a un tercer período.

Las elecciones generales deben tener lugar para marzo del 2012, o antes, y los sondeos de opinión pronostican una victoria holgada del opositor Partido Popular.

Tras el consejo de ministros del viernes Pérez Rubalcaba prometió que dimitiría, e indicó que su renuncia entraba en vigencia prácticamente de inmediato, pero destacados diarios madrileños criticaron que no lo hubiese hecho aún oficialmente antes de aceptar oficialmente la candidatura socialista.

La renuncia de Pérez Rubalcaba creo conjeturas y polémicas en España, y el PP dijo que consideró completamente inapropiado que al mismo tiempo que dirigía las fuerzas de seguridad del estado fuera candidato por su partido.

Pérez Rubalcaba negó el viernes que existiera "incompatibilidad legal ni política entre los dos cargos. No entiendo por qué el presidente puede compatibilizar su cargo con el de candidato y el vicepresidente no". Agregó que retendrá su banca legislativa en el Parlamento.

La economía española no ha salido aún de la recesión que comenzó en el 2009 y sufre un desempleo superior al 21,3% — el mayor de la eurozona.