La Policía de Miami investiga diverso material sospechoso extraído del interior de un vehículo estacionado debajo de un puente que conecta con una de las principales autopistas de Miami, lo que forzó a evacuar la zona e interrumpir el tráfico durante más de cinco horas.

"La autopista ha sido reabierta y las autoridades investigan ahora el material extraído del vehículo. Por el momento no tenemos más información sobre qué tipo de material se trata", explicó hoy a Efe un portavoz de la Patrulla de Carreteras de Miami.

Un escuadrón de la unidad antiexplosivos de la Policía local recurrió a un robot para inspeccionar de forma remota el automóvil, un coche fúnebre cuyo conductor no ha sido localizado, y extraer de él varias cajas, según relataron testigos presenciales a medios locales.

Según declaró a la prensa Ralph Suárez, capitán de la Policía de la localidad de Miami Gardens, por el momento no se sabe con exactitud qué contenía el vehículo, pero sospechan que podría tratarse de explosivos o de algún tipo de armas.

Las labores de investigación obligaron a cortar el tráfico en la citada autopista, lo que a su vez generó una gran congestión en esa zona de la ciudad en plena hora punta de la tarde del viernes. El corte se prolongó durante más de cinco horas.