El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el costarricense Francisco Dall'Anese, lamentó el asesinato del trovador argentino Facundo Cabral, perpetrado hoy en Guatemala por un "comando" que disparó 18 veces contra el vehículo del artista.

"Lo que sí sabemos es que fueron perseguidos (Cabral y sus acompañantes) por tres vehículos cuatro por cuatro. Era un comando completo el que realizó el ataque y el carro de Facundo Cabral recibió 18 impactos" de bala, aseguró Dall'Anese en una entrevista con la emisora costarricense Radio Monumental.

El jefe de la Cicig, quien se encuentra en Costa Rica, tildó el hecho de "muy lamentable" y explicó que se trata de "una manifestación más de la violencia que hay en Guatemala".

Dijo que un equipo de la Cicig acompaña las investigaciones del caso bajo su dirección, pero que aún "es temprano para adelantar hipótesis", porque se están recogiendo pruebas en la escena del crimen.

También comentó que aún no se conoce si el ataque iba dirigido contra el artista o contra alguno de sus acompañantes.

Dall'Anese recordó que Guatemala, Honduras y El Salvador son considerados los países sin conflicto armado más violentos del mundo, e hizo un llamado en ese sentido a sus naciones vecinas del sur: Nicaragua, Costa Rica y Panamá, que "tienen otra imagen".

"Si los países de Centroamérica no ponen las barbas en remojo estaremos viviendo situaciones similares en poco tiempo", advirtió.

Agregó que "el problema es que la actividad de las mafias en Guatemala se extiendan al sur de Centroamérica".

Sobre las repercusiones que traerá a la imagen internacional de Guatemala el asesinato de Facundo Cabral, el jefe de la Cicig comentó que uno de los mayores efectos se verá en el turismo, que en los últimos años ya ha caído en picada.

"En Guatemala puede afectar al turismo que ya va en descenso, lo que va a generar mas desempleo, necesidades y violencia", apuntó.

Cabral, de 74 años, fue acribillado hacia las 06.00 horas local (12.00 GMT) de este sábado, cuando se trasladaba desde un hotel del oeste de la capital guatemalteca al aeropuerto internacional La Aurora, para viajar a Nicaragua, en donde iba a continuar su gira de despedida por América Latina.

El artista argentino, que planeaba retirarse definitivamente de los escenarios debido a su avanzada edad, llegó a Guatemala el pasado fin de semana para ofrecer dos conciertos como parte de su gira de despedida.