Las autoridades colombianas intentaban el sábado establecer si un hombre asesinado en una zona del noroeste colombiano era candidato a las elecciones regionales de octubre y en cuya campaña electoral gremios municipales han denunciado un brote de violencia en contra de aspirantes.

El cadáver de Wilton Ramírez, de 35 años, fue encontrado la noche del 7 de julio dentro de su vehículo en una vía cercana al municipio de Caldas, en el departamento de Antioquia y a unos 300 kilómetros al noroeste de Bogotá.

El cuerpo, con un disparo en la cabeza, fue descubierto por un transeúnte que avisó a la policía y que hasta ahora no ha encontrado ningún registro de candidatura de Ramírez, como indicaron medios de prensa local, dijo en diálogo telefónico el coronel Juan Pablo Guerrero, subcomandante de la policía en Medellín, capital de Antioquia.

La hipótesis es que Ramírez iba con otra persona en el auto porque la trayectoria de la bala es de adentro hacia afuera del vehículo y que podría tratarse de un asunto de problemas personales, agregó el oficial.

El secretario de gobierno de la Alcaldía de Caldas, Rodrigo Montoya, dijo telefónicamente que hasta ahora ninguno de los partidos políticos en la zona ha confirmado una candidatura de Ramírez, quien dijo sí había sido aspirante al concejo municipal de la localidad en los comicios del 2004 y en los que falló en conseguir un escaño.

En mayo, dos candidatos a la Alcaldía de Campamento, también en el departamento de Antioquia, fueron asesinatos a tiros cuando se desplazaban en sus autos en medio de su campaña electoral, según ha dicho la policía, que atribuyó el hecho a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La Federación Colombiana de Municipios ha dicho que sólo de enero a mayo pasado al menos ocho candidatos, principalmente a alcaldía y concejos, han sido asesinados y que unos 200 han recibido amenazas.

Grupos armados ilegales, desde las guerrillas hasta el paramilitarismo y el narcotráfico, en ocasiones y en distintos sitios del país intentan colocar sus propios candidatos para tener control territorial en zonas que consideran clave para el paso de drogas, e incluso manejar los presupuestos locales y cometer distintos actos de corrupción.

El 30 de octubre se elegirán 32 gobernadores y más de un millar de alcaldes, así como miles de concejales. Las autoridades electorales esperan que se inscriban al menos 100.000 candidatos en todo el país hasta el 10 de agosto, fecha máxima para registrar las candidaturas.