El portugués Rui Alberto Costa ganó el sábado la octava etapa del Tour de Francia después de superar la embestida de Philippe Gilbert en la escalada final.

Costa levantó las manos en señal de triunfo al trasponer la meta y ganar una etapa por primera vez en su carrera.

"Sabía que podía desprenderme hoy. El equipo me puso en la mejor posición", dijo el ganador. "Tuve suerte de poder aguantar hasta el final. Estoy muy feliz con esta victoria".

La competencia entró por primera vez en las montañas en esta etapa que abarcó 189 kilómetros (117 millas) entre Aigurande y Super-Besse, con una trepada de categoría 2 en Col de la Croix y una escalada final de 1,5 kilómetro (0,9 milla).

El noruego Thor Hushovd, pese a no ser un escalador, mantuvo la casaca amarilla de puntero en la general que ostenta desde que su equipo Garmin-Cervelo ganó la contrarreloj del domingo pasado.

Hushovd pensó que no siendo especialista en escaladas iba a perder la punta. "Quizás soy un poco pesimista", afirmó, "pero pensé que no lo lograría".

Alexandre Vinokourov llegó a estar a 15 segundos de Costa en el kilómetro final, pero el kazajo se quedó rezagado sin compañeros que le ayudaran.

Gilbert lucía más descansado después de marchar con el pelotón principal durante gran parte de las escaladas. Superó a Vinokourov después de atacar faltando 400 metros.

Ninguno de los favoritos perdió demasiado tiempo.

El campeón vigente Alberto Contador, de España, el luxemburgués Andy Schleck y el australiano Cadel Evans se pusieron a prueba mutuamente con miniataques.

Como Gilbert no está considerado entre los candidatos al triunfo, no sintieron la necesidad de perseguir al belga cuando éste fue detrás de Vinokourov.

Evans anticipa atacar en la novena etapa del domingo, que también incluirá varias escaladas.

"Tengo un equipo muy bueno que ha venido trabajando muy duro día a día", explicó. "Esperemos para ver qué ocurre mañana".