El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció hoy que prepara una ley para regular los monopolios en su país y advirtió que esa será una "lucha durísima" por la oposición de los poderes fácticos a ser regulados.

"Esta es una ley que permitirá regular a los monopolios y evitar la concentración económica y el poder del mercado", señaló el mandatario en su informe de los sábados y recordó que este tipo de normativas tienen más de un siglo en países como Inglaterra y Estados Unidos.

Recordó, además, que en América del Sur, sólo Ecuador, Paraguay y Bolivia no disponen de leyes antimonopolio, aunque en los dos últimos se aplican normas comunitarias que regulan la concentración económica.

Puso como ejemplo de poder en el mercado a los bancos de su país, que ofrecen créditos a los usuarios para la compra de vehículos, pero que también les obligan a contratar el seguro respectivo con empresas vinculadas a esas mismas entidades financieras.

"No tenemos un marco jurídico para controlar ese tipo de abusos, pero con esta ley lo habrá", añadió el mandatario que prevé enviar el proyecto normativo a la Asamblea Nacional con el carácter de "económico urgente" para agilizar su tratamiento.

No obstante, precisó que la ley antimonopolio será presentada al Legislativo después de otra, también de urgencia en materia económica, sobre los denominados "impuestos verdes".

Recordó que no se pueden enviar al Legislativo dos proyectos de ley con carácter de "urgente" al mismo tiempo, pero señaló que la ley antimonopolios es importante para el país y supondrá una "lucha durísima" por la oposición de grupos poderosos que han bloqueado en el pasado su aprobación.

"Han habido ocho o nueve intentos para pasar esta ley" por el Legislativo, pero "siempre han sido bloqueados por los poderes fácticos, por las cámaras de la producción, por los bancos, por todas esas argollas" de poderosos que no quieren ser regulados, afirmó Correa.