El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, siguió hoy a través de la televisión distintos actos oficiales que comentó a través de la red social Twitter desde el lugar en que guarda reposo y sigue su tratamiento contra el cáncer.

Chávez no asistió hoy a la matutina sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional (AN) por el Bicentenario de la Independencia ni presidió más tarde el acto de graduación de 515 oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), al que acudió gran parte de su Gabinete.

A diferencia de ayer, cuando se presentó por sorpresa en la Academia Militar para saludar a un grupo de cadetes y presidió un Consejo de Ministros, Chávez se limitó hoy a mandar mensajes por Twitter.

"Desde aquí, cumpliendo estrictamente con El Plan de Retorno Pleno, comparto la emoción Patria que se inflama hoy desde La Asamblea Nacional!", escribió pasado el mediodía.

El mandatario dedicó otros dos mensajes virtuales a la sesión parlamentaria bicentenaria, transmitida en directo por el canal estatal, haciendo halagos al proceso político que encabeza desde hace doce años.

"La Revolución debe ser Hija de las Ideas! Vaya qué Raíces Ideológicas!", dijo.

Más tarde, el presidente seguía pegado a la señal de la estatal Venezolana de Televisión (VTV) como demostró al felicitar, de nuevo en la red social, a uno de los presentadores de la cadena y a su equipo por mantener "la artillería del pensamiento".

Ya en horas de la noche, Chávez también mandó sus felicitaciones a los 515 nuevos oficiales de la FANB y a algunos militares que se jubilaban en unos tweets que el vicepresidente, Elías Jaua, se encargó de leer a los asistentes.

"Gracias hijo mío, Alférez de Navío; gracias muchachada heroica. Les prometo que Retornaré plenamente! Les felicito Sres. Oficiales Graduandos!", comentó mencionando a algunos de los participantes en la ceremonia.

Chávez regresó a Venezuela el pasado lunes tras pasar un mes fuera del país, en su mayor parte en Cuba, donde fue intervenido de un tumor canceroso y recibió tratamiento contra esa enfermedad que continúa ahora en Caracas.

El presidente ha asegurado en varias apariciones televisivas que debe seguir un estricto plan de tratamiento y de reposo y se lamenta de no poder seguir el ritmo que habitualmente llevaba.

El mandatario, de 56 años, menciona, reiteradamente, el horario que debe seguir para cumplir con la terapia médica y explica que ahora debe dormir toda la noche, hacer ejercicios de fisioterapia y comer de forma saludable.