Brasil derrotó hoy en el partido de dobles a Uruguay y consiguió el tercer y definitivo punto de la final del Grupo I de la Zona Americana de la Copa Davis, que le permitirá jugar la repesca para ascender al Grupo Mundial, en una eliminatoria marcada por la ausencia del ídolo local, Pablo Cuevas.

El número uno brasileño, Thomaz Belluci, actual 34 del mundo, y su compañero Bruno Soares (22 en el ránking de dobles de la ATP), no dieron opción a la pareja formada por los números dos y tres uruguayos, Marcel Felder y Martín Cuevas, 367 y 634 de la clasificación mundial, respectivamente.

Belluci y compañía lucharán en septiembre por una plaza en el Grupo Mundial con uno de los equipos perdedores de la primera ronda de ese grupo.

Dos roturas de servicio en el segundo y el cuarto juego del encuentro permitieron a los brasileños ponerse muy pronto con un marcador de 4-0 sobre la arcilla del Carrasco Lawn Tennis Club de Montevideo.

Sin embargo, cuando el marcador señalaba un 5-2 en contra los uruguayos reaccionaron y quebraron el saque de Soares para darle un poco de emoción al set, que terminó con victoria brasileña por 6-4 gracias a la eficacia de Belluci.

El segundo set comenzó con la rotura del saque de Felder, que resultó suficiente para que los brasileños se llevaran el un parcial sin mucha historia por 6-3.

Conscientes de que no tenían nada que perder, los uruguayos comenzaron más entonados el tercero, en el que por primera vez ganaron el primer juego y mantuvieron la igualdad gracias al apoyo desde la grada de sus compañeros de equipo, entre ellos Pablo Cuevas, hermano de Martín y gran ausente en la eliminatoria.

Aunque intentó jugar hasta el último momento, Pablo acabó quedándose en blanco esta vez por el edema óseo que padece en la rodilla derecha, del que se resintió el pasado 23 de mayo y del que no pudo recuperarse esta semana pese a las sesiones de magnetoterapia y de cámara hiperbárica que realizó.

El dolor se había iniciado en las dos rodillas, operadas ambas del menisco con anterioridad, pero es la diestra la que más le estaba doliendo desde el Masters 1000 de Roma y la que le obligó a apearse en la primera ronda de Roland Garros cuando perdía por 4-6, 6-3, 6-2 y 3-1 contra el croata Antonio Veic.

La igualdad en el tercer set entre uruguayos y brasileños se mantuvo hasta el sexto juego, cuando una inoportuna doble falta de Cuevas y la calidad de Belluci acabaron por darle a Brasil el 4-2.

El líder del equipo brasileño, el mejor del partido, cerró el set por 6-3 y el encuentro por 3-0 con un saque directo, muestra de la rotundidad de su juego.

La victoria visitante en dobles se suma a los triunfos cosechados el viernes por Rogelio Dutra sobre Felder (6-2, 6-2, 6-3) y Belluci sobre Martín Cuevas (6-1, 6-4 y 7-5).

El historial entre ambos países en la Copa Davis era favorable a los brasileños, que se habían impuesto ocho veces y solo habían perdido una vez, en 1977.

El último antecedente en duelos uruguayo-brasileños fue en 2010, cuando Brasil se impuso por 5 a 0.