El parador en corto Derek Jeter jonroneó y superó la marca de los 3.000 imparables de por vida al irse perfecto de 5-5, y remolcó la carrera de la diferencia en el octavo episodio para que los Yanquis de Nueva York derrotaran 5-4 a los Rays de Tampa Bay.

Jeter jonroneó, pegó doble y tres sencillos para ingresar al selecto club de los 3,000 hits.

El parador en corto se convirtió en el primer jugador de esa novena en alcanzar la cifra.

Jeter logró la marca con su primer jonrón del año en el "Yankee Stadium" al sacar la bola del campo por el jardín izquierdo.

El capitán de los Yanquis enfrentó al abridor de los Rays de Tampa Bay, David Price, para volarse la barda, y se convirtió en el jugador número 28 de las Grandes Ligas que alcanza los 3.000 incogibles, y el único además de Wade Boggs que lo logra con un cuadrangular.

Pero Jeter, de 37 años de edad, sigue jugando una temporada con altibajos.

El triunfo se lo acreditó el relevo David Robertson (2-0) en un episodio, permitió dos imparables y una carrera.

El cerrador Mariano Rivera (22) lanzó la última entrada, ponchó a uno y se acreditó el rescate después de dominar a tres enemigos con 11 lanzamientos, tres perfectos y dejó en 1.85 su promedio de efectividad.

La derrota fue para el cerrador dominicano Joel Peralta (2-4) en una entrada y un tercio, permitió dos imparables, una carrera y ponchó a uno.