La eléctrica Shikoku Electric Power anunció hoy que retrasará la apertura de uno de sus reactores nucleares en la isla de Shikoku (sur de Japón) ante la oposición de las autoridades locales, en medio del debate sobre la seguridad en las centrales.

Según los planes iniciales de Shikoku Electric Power, el reactor 3 de la central de Ikata, sometido a una inspección rutinaria desde el 29 de abril, debería reactivarse el próximo domingo, pero no ha obtenido la autorización necesaria para ello por parte de las autoridades locales, informó la agencia Kyodo.

El gobernador de la región, Tokihiro Nakamura, detalló hoy que no dará el visto bueno a la reapertura de esa unidad a menos que se cumplan determinadas condiciones de seguridad y que las comunidades locales lo aprueben.

El retraso en la puesta en marcha del reactor se produjo después de que las autoridades del pueblo de Genkai (suroeste) retiraran ayer su autorización para reactivar dos de los reactores situados en el municipio entre dudas sobre la política nuclear del Gobierno.

Los de Genkai iban a ser de los primeros reactores nucleares en reabrirse tras el desastre de marzo, pero un sorpresivo anuncio del Gobierno sobre la realización de pruebas adicionales de seguridad en todas las plantas atómicas niponas hizo que las autoridades locales retiraran su autorización.

El anuncio de pruebas de resistencia lo hizo el ministro japonés de Industria, Banri Kaieda, quien en las semanas anteriores había insistido en que la seguridad de los reactores estaba garantizada.

Hoy, el primer ministro japonés, Naoto Kan, pidió disculpas ante un comité parlamentario por la "confusión" que el anuncio suscitó en los municipios que albergan plantas nucleares, informó la cadena pública NHK.

En la actualidad están paralizados un total de 35 de los 54 reactores de Japón, país que obtiene cerca de un 30 por ciento de su energía gracias a las centrales nucleares.

El archipiélago japonés vive la peor crisis nuclear en 25 años desatada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo que dañaron seriamente los reactores de la central de Fukushima Daiichi.