La Unión Europea (UE) clausuró hoy un programa de reconstrucción y rehabilitación de servicios públicos en el Caribe norte de Nicaragua, que fue azotado por el huracán Félix en 2007, al que aportó 7,49 millones de euros (10,75 millones de dólares).

El jefe de la delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, precisó en rueda de prensa que ese proyecto benefició a 140.000 de los 200.000 afectados en los municipios de Bonanza, Puerto Cabezas, Rosita y Waspam, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

Goldstein dio por finalizado ese programa junto al español Pablo Mandeville, coordinador residente en Nicaragua del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Oscar Palmer, director ejecutivo del Gobierno de la RAAN y autoridades locales.

"Concluimos con excelentes resultados", resumió Goldstein, para quien la RAAN se encuentra mejor preparada que hace cuatro años para enfrentar desastres naturales, como huracanes.

"El proyecto fue integral, con apoyo a la producción y a la recuperación de los recursos económicos, pero también a la implementación de acciones de salud comunitaria y control biológico de vectores transmisores de malaria y dengue", explicó.

Goldstein dijo a Efe que la UE otorgó 7,49 millones de euros (10,75 millones de dólares) y la contraparte local aportó un millón de euros (1,43 millones de dólares).

El programa "Instrumento de Estabilidad para la reconstrucción y rehabilitación de las zonas afectadas por el huracán Félix en la RAAN", fue financiado por la UE y ejecutado por 21 organizaciones locales e internacionales, entre ellas el PNUD.

En tanto, Mandeville precisó que el proyecto dio continuidad a las acciones de emergencia desarrolladas tras el paso del huracán Félix, en la RAAN, el 4 de septiembre de 2007.

El proyecto, que se realizó entre 2009 y febrero de 2011, llevó agua potable a 140.000 personas.

También favoreció a 10.694 familias, que suman 60.426 personas, en la recuperación de sus medios de producción, con la construcción de plantas productoras de hielo para mantener los mariscos, fábricas de ebanistería, granjas avícolas y un proyecto agroforestal que impulsa la producción de cacao.

Jesús Rivera, oficial a cargo de ese programa, detalló que se rehabilitaron 14.795 hectáreas con plantaciones agrícolas y que 12.097 mujeres establecieron una "economía de patio", al recibir paquetes de productos agrícolas.

Además, se reconstruyeron viviendas y se instalaron paneles solares.

El director ejecutivo del Gobierno de la RAAN agradeció el apoyo recibido, sin embargo, advirtió que esa zona del país requiere de más progreso y desarrollo.

El huracán Félix tocó suelo en la RAAN el 4 de septiembre de 2007 y tuvo una intensidad de categoría cinco, la máxima de la escala Saffir-Simpson, con vientos de 260 kilómetros por hora.

El ciclón provocó 253 muertes, dejó 200.000 damnificados, destruyó unas 20.394 viviendas y causó daños en la infraestructura, la agricultura, la pesca y el medioambiente del país, incluida la reserva de la biosfera de Bosawas.

La UE informó hoy dque ese ciclón destruyó 1,85 millones de hectáreas de bosques y plantaciones agrícolas.