El nuevo presidente de Haití, Michel Martelly, aseguró hoy en Madrid que el retorno al país caribeño del exdictador Jean Claude Duvalier no le molesta "en absoluto", "porque, por encima de todo, es haitiano".

"Le diré que la Constitución haitiana no prevé el exilio, por lo tanto el señor Duvalier, dictador o no, está en su casa y eso no es inconstitucional. Es algo normal", dijo el mandatario, que se encuentra de visita oficial en España, en una entrevista con la emisora privada de radio Cadena Ser.

El hecho de que haya regresado al país, inesperadamente en enero pasado tras 25 años de exilio en Francia, "no se debe considerar como un problema".

"Si ha tenido problemas en el pasado por su forma de gobernar, eso son problemas con la Justicia y ahí la Justicia hará su trabajo. Y ahí el Ejecutivo no tendría que intervenir porque los poderes son independientes", añadió el mandatario.

Martelly aseguró que su papel es "garantizar que la instituciones funcionen bien" y rehusó hacer comentarios sobre lo que Duvalier, conocido también como "Baby Doc", "ha hecho en el pasado".

Jean Claude Duvalier gobernó de 1971 a 1986 como sucesor de su padre, Francois Duvalier, quien lo había hecho desde 1957.

La familia Duvalier lideró un régimen al que se considera responsable de numerosos crímenes y del desvío de sumas millonarias pertenecientes a los fondos del Estado.