El nuevo ministro francés de Finanzas, François Baroin, mantuvo anoche su primera reunión con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, durante una cena en Berlín en la que abordaron sobre todo cuestiones europeas.

El Ministerio francés de Finanzas destacó hoy en un comunicado que esta entrevista se celebró "sólo unos días antes de las sesiones ordinarias del Eurogrupo y del Ecofin los próximos lunes y martes", en los que se tratará en particular de la crisis de la deuda griega.

El departamento precisó que los asuntos de discusión de los dos ministros fueron principalmente "las cuestiones europeas actuales, así como la presidencia francesa del G20 (Grupo de países desarrollados y emergentes)".

También puso el acento en que esta primera cita bilateral de los dos responsables de Finanzas "ilustra el carácter estrecho y amistoso de la cooperación entre los dos países".

A ese respecto, "los dos ministros subrayaron su deseo de continuar esta cooperación y consultarse mutuamente con confianza sobre todas las cuestiones económicas y financieras", concluyó.

Francia había presentado la semana pasada a sus socios europeos una iniciativa, concertada entre el Gobierno y los bancos del país, para la implicación del sector financiero en el nuevo plan de salvamento de Grecia.

Una iniciativa que ha suscitado una cierta oposición de las autoridades alemanas.