El vicepresidente de la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH), el iraní Karim Lahidji, comparó hoy al Gobierno venezolano con el iraní y aseguró que ambos son regímenes son similares porque no respetan las reglas democráticas.

Así lo afirmó a Efe en el marco de una conferencia sobre la situación de los derechos humanos en Irán, organizada en París por el Comité independiente contra la represión de ciudadanos iraníes.

Lahidji, quien también preside la Liga Iraní de los Derechos Humanos, calificó de "populistas" los regímenes de la República Islámica de Irán y la República Bolivariana de Venezuela.

"La naturaleza de ambos regímenes es similar. No son democráticos. En América Latina puede que sea por razones político-económicas, y en Irán por motivos político-religiosos" explicó a Efe Lahidji.

Alabó sin embargo la actuación de otros países de la región, entre ellos Argentina, Brasil, Chile y México, que el pasado junio en Ginebra respaldaron el nombramiento de un nuevo relator del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) para Irán.

Por otra parte, el encargado de Irán y Afganistán para la ONG Reporteros sin Fronteras, Reza Moïni, también presente en la conferencia, declaró a Efe que no cree "que se puedan comparar" ambos gobiernos.

"Incluso en el peor de los regímenes en América Latina hay democracia y libertad, aunque Chávez trate de limitar esta última en la televisión y en la radio. Pero es incomparable con Irán, donde hay un gobierno dictatorial que utiliza la censura y ataca la libertad de expresión. No es lo mismo", explicó Moïni.

Durante la conferencia se denunció que desde 2005 las fuerzas del orden iraníes han ejecutado a más de 2.000 personas "de manera extrajudicial", según indicó la directora de la Fundación Abdorrahman Boroumand, Ladan Boroumand.

La representante de esa fundación que fomenta los derechos humanos y la democracia en Irán denunció también que muchas de esas víctimas, entre las que hay prisioneros políticos y militantes de derechos humanos, sufrieron torturas y violaciones antes de ser ejecutadas.