Las fuerzas de seguridad de Pakistán recibieron el viernes la orden de disparar en contra de cualquier hombre armado en la ciudad más grande de Pakistán.

La orden fue emitida luego de tres días de ataques violentos que dejaron al menos 61 muertos y llevaron a los dirigentes políticos a convocar a un día de duelo nacional que causó el cierre de comercios e impidió la circulación de unidades de transporte público.

La ola de violencia de esta semana en la ciudad de Karachi estuvo entre lo peor que haya ocurrido en el presente año en una ciudad que desde hace mucho tiempo ha sido fuente de tensiones étnicas, sectarias y políticas.

Por lo menos 34 personas murieron solamente el jueves cuando hombres armados atacaron camiones y provocaron tiroteos indiscriminados en varios vecindarios.

La policía aún desconoce las razones que tuvieron los agresores pero la orden de disparar contra los sospechosos refleja la desesperación de las autoridades por controlar la creciente violencia en la región.

El ministro de información de la provincia paquistaní de Cachemira, Sharjeel Memon, confirmó tanto las cifras más recientes de muertos como la orden emitida para las fuerzas de seguridad y dijo que ésta estaba encaminada contra "cualquier criminal armado" que sea localizado por la policía, por autoridades y otras fuerzas de seguridad desplegadas en la ciudad.

Memon indicó que por lo menos 70 personas sufrieron heridas por las acciones de violencia de jueves.

Karachi es una ciudad portuaria de 18 millones de habitantes que se ubica en el Mar Arábigo. Durante los últimos años la región ha sido testigo de cientos de muertes, muchas de ellas alimentadas por rivalidades políticas, étnicas o religiosas y dirigidas a personas específicas.

El viernes, el partido político más poderoso de la región, el Movimiento Muttahida Qaumi, hizo un llamado para "un día de luto", lo que llevó al cierre de muchos comercios en la ciudad y las carreteras y las zonas comerciales estuvieron mayormente desiertas. Sin embargo, se escucharon disparos esporádicos en algunas áreas.

___

El redactor de la Associated Hussain Afzal en Parachinar contribuyó con este despacho.