Las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala analizan hoy el amparo otorgado el jueves por una Sala de Apelaciones a la ex primera dama del país Sandra Torres, que suspendió los fallos que rechazan su inscripción como candidata presidencial en las elecciones de septiembre próximo.

La presidenta del TSE, María Eugenia Villagrán, dijo hoy a los periodistas que el director del Registro de Ciudadanos, Miguel Solís, analiza la resolución emitida por la sala, y que dentro de los plazos establecidos por la ley se pronunciará al respecto.

"Será decisión del Registrador de Ciudadanos si apela o no" el amparo otorgado a favor de Torres por la Sala Primera de Apelaciones del Ramo Penal, señaló Villagrán.

Según la resolución, las partes implicadas en el proceso tienen un plazo de 48 horas, que vencerán mañana sábado, para pronunciarse "sobre el fondo" del recurso.

Aunque ayer los dirigentes de la oficialista Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido que promueve la candidatura de Torres, aseguraron que el fallo de la sala obliga al TSE a inscribir a la ex primera dama, Villagrán señaló hoy que no existe ninguna resolución en ese sentido.

Según la presidenta del TSE, Torres debió acudir a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para impugnar los fallos de la autoridad electoral que en tres oportunidades le negó su inscripción, y no a una Sala de Apelaciones.

El fallo de la sala establece que el amparo otorgado a favor de la ex primera dama tiene como objetivo "prevenir daños posteriores irreversibles" sobre sus derechos políticos.

En todo caso, Manuel Barquín, secretario general de la Gran Alianza Nacional (GANA), el otro partido que apoya a Torres, aseguró que hoy mismo presentarán un "recurso de impugnación" en contra de la decisión del TSE de rechazar la inscripción de su candidata.

En caso que ese recurso le fuera desfavorable, Torres puede aún acudir a la Corte de Constitucionalidad (CC), máximo tribunal del país, que deberá determinar su futuro electoral.

El Registro de Ciudadanos y el pleno de magistrados del TSE rechazaron la inscripción a Torres bajo el argumento de que cometió "fraude de ley" al divorciarse, en abril pasado, del presidente Álvaro Colom, para evadir la prohibición constitucional que le impide correr como candidata.

La Constitución prohíbe a los familiares del presidente de turno aspirar a la primera magistratura del país.