El Gobierno colombiano entregará este viernes 300 hectáreas de tierra y auxilios económicos a campesinos de la región de los Montes de María (norte), en el mismo lugar donde hace 10 años escuadrones de paramilitares asesinaron a más de 100 personas, en febrero de 2002.

El acto será encabezado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien visitará la zona que comprende 15 municipios de los norteños departamentos de Bolívar y Sucre.

De acuerdo con un comunicado del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), se entregarán 300 hectáreas a 63 familias desplazadas del corregimiento de El Salado, municipio de El Carmen de Bolívar.

La iniciativa hace parte de la reparación integral a las víctimas de la masacre perpetrada por paramilitares que entre el 16 y el 19 de febrero de 2002 mataron a no menos de 100 personas en este lugar.

Paramilitares y guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) protagonizaron en la historia reciente enfrentamientos por el control territorial en esta parte del país, en la que los lugareños llevaron la peor parte.

En los terrenos que se entregarán, los campesinos sembrarán cacao, plátano, melón cultivado con sistema de riego, tabaco, ñame, yuca y maíz, entre otros productos.

El llamado plan nacional de consolidación de los Montes de María, además de servir de modelo para otros en Colombia, intenta blindar este territorio rico en recursos agrícolas de un posible regreso de la violencia a manos de los grupos guerrilleros, paramilitares o de las bandas criminales.

La masacre de El Salado es uno de los hechos más cruentos en la historia de Colombia y en la actualidad estas víctimas del terror están retornando a sus tierras en busca del apoyo para recuperar lo que una vez la violencia les arrebató.

Además del presidente Santos, el acto será acompañado por las autoridades regionales, delegados de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y el gerente General del Incoder, Juan Manuel Ospina.