El petróleo retrocedió el viernes más de 2% y perdió la mayoría de sus avances de la semana tras la difusión de un informe del gobierno, según el cual la creación de empleos prácticamente se ha estancado en Estados Unidos.

El Departamento de Trabajo dijo que los empleadores hicieron el número más bajo de contrataciones en nueve meses y la tasa de desempleo aumentó a 9,2% en junio.

La desaceleración de nuevas plazas de trabajo implica un posible estancamiento en el consumo de gasolina porque un número menor de trabajadores utiliza el transporte diario y los consumidores limitan su uso del automóvil y sus cargas de gasolina debido a que cuidan su gasto.

El crudo de referencia West Texas Intermediate (WTI) para entrega en agosto retrocedió 2,47 dólares, o 2,5%, y se ubicó en 96,20 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex por su acrónimo en inglés).

El WTI había abierto la semana en alrededor de 95 dólares el barril y el jueves alcanzó su cotización más alta, de 99,42 dólares.

En Londres, el crudo Brent perdió 26 centavos y se ubicó en 118,33 dólares el barril en el mercado de futuros ICE.

Los futuros de la gasolina también retrocedieron debido al informe sobre el empleo. El contrato para entrega en agosto se contrajo 3,44 centavos y quedó en 3,0926 dólares el galón en la Nymex.

Los precios de la gasolina en las estaciones de servicio volvieron a aumentar el viernes y alcanzaron un promedio nacional de 3,594 dólares el galón, según AAA, Wright Expresss y el Servicio de Información de Precios del Petróleo.

Un galón (3,8 litros) de gasolina regular aumentó 4,4 centavos en comparación con una semana antes.

De cualquier manera, la cotización continúa 39 centavos abajo de la de mayo, la más alta en los últimos tres años. Hace un año, los automovilistas pagaban en promedio 87,7 centavos menos por galón.

Tom Kloza, analista jefe para el Servicio de Información de Precios del Petróleo, mantuvo su pronóstico de que los precios de la gasolina se mantendrán en un promedio de entre 3,25 y 3,75 dólares el galón.

En otras operaciones en la Nymex para contratos de agosto, el aceite para calefacción perdió menos de un centavo y quedó en 3,0964 dólares el galón en tanto que el gas natural aumentó 6,6 centavos y se ubicó en 4,204 dólares por cada millar de pies cúbicos.