El presidente venezolano, Hugo Chávez, convaleciente de un cáncer, se comunicó hoy con la jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, para agradecerle la oferta de apoyo médico que le hizo llegar, informaron a Efe fuentes oficiales.

Chávez "dijo que evaluará esa oferta", que consiste en apoyo para un tratamiento en un hospital de referencia en el combate al cáncer situado en la ciudad de São Paulo, o incluso el envío de médicos brasileños a Caracas, explicó un portavoz de la Presidencia.

La conversación duró unos diez minutos y Chávez le aseguró a Rousseff que está "en franca recuperación", aunque su estado aún merece cuidados.

La semana pasada, cuando Chávez se encontraba todavía en Cuba, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, se comunicó con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, para ofrecer la posibilidad de que el líder bolivariano sea tratado en el Hospital Sirio Libanés de São Paulo.

En ese centro fue atendido el presidente paraguayo, Fernando Lugo, cuando se le detectó un cáncer linfático, y también se trató Dilma Rousseff, a quien en abril del 2009 le fue retirado un tumor localizado en una de sus axilas.

Los médicos de ese hospital también trataron al exvicepresidente brasileño José Alencar, quien murió en abril pasado después de ser atendido durante trece años por causa de un cáncer estomacal.