Las autoridades sanitarias de la República Dominicana confirmaron hoy la muerte de 71 personas por el brote de cólera que surgió en noviembre pasado proveniente de Haití, donde ha causado más de 5.500 muertes desde octubre.

Desde el pasado noviembre, las autoridades sanitarias han investigado un total de 174 muertes sospechosas por cólera en todo el país, de las cuales ha confirmado 71, según dicha cartera.

En tanto, los casos sospechosos de la enfermedad ascienden a 10.760, de los cuales 1.014 corresponden a la última semana, período en el que se registraron nueve fallecimientos sospechosos.

Salud Pública señaló en un comunicado que investiga, además, otras diez defunciones de personas que estuvieron asociadas a enfermedades crónicas de tipo renal, hipertensión arterial, diabetes y alcoholismo, entre otras.

Indicó que en el proceso de auditoría que se realiza, se determinó que varios fallecimientos se produjeron sin que las víctimas recibieran atenciones médicas debido a que ocurrieron en residencias y hasta en predios agrícolas o vías públicas.

Asimismo, dijo que con el inicio de la temporada de lluvia y las alertas por inundaciones, ha optado por el procedimiento de vigilancia de confirmados a sospechosos de la enfermedad para garantizar la detección y control oportuno de brotes.

De acuerdo con el comunicado de la cartera de Salud, "si se considera la dinámica de transmisión del cólera, la epidemia en el país sigue siendo de baja incidencia".

Sin embargo, preciso, que "una mayor participación del sector agua y saneamiento ayudaría a prevenir una importante cantidad de casos en el corto y mediano plazo".

La bacteria del cólera se propagó hasta este país procedente del fronterizo Haití, donde adquirió la categoría de epidemia con el fallecimiento de más de 5.50 personas.

El brote de cólera en Haití es atribuido, según varias fuentes, a un regimiento de fuerzas nepalíes integrantes de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización del país (Minustah), que habría contaminado con sus heces un río de la región de Mirabalais, en el centro del país.