El ex jefe de comunicaciones del primer ministro David Cameron y un ex reportero del tabloide News of the World fueron arrestados el viernes en medio de un escándalo de espionaje telefónico y sobornos a la policía.

Son las detenciones más recientes dentro de un trance que tiende a una veloz evolución. El imperio de medios de comunicación de Rupert Murdoch cerró el jueves el tabloide sensacionalista de 168 años de antigüedad.

News of the World está ahora en medio de acusaciones de que sus periodistas sobornaban a policías a cambio de información y espiaban telefonemas de celebridades, víctimas de homicidio e incluso de las familias de soldados muertos.

Las revelaciones horrorizaron tanto a la población en general como a los anunciantes, que retiraron su publicidad de inmediato.

La policía de Londres dijo que el ex funcionario, de 43 años, fue arrestado el viernes en la mañana bajo cargos de corrupción y "confabulación para interceptar comunicaciones".

No se mencionó el nombre del sospechoso, pero los agentes facilitaron la información cuando se les preguntó acerca de Andy Coulson, el ex poderoso colaborador de Cameron y ex director del News of The World.

Clive Goodman, ex director de asuntos de la realeza para News of the World y quien purgó prisión en 2007 por espiar telefónicamente a asesores de ésta, fue detenido de nueva cuenta el viernes bajo sospecha de efectuar pagos ilegales a la policía a cambio de información, informó la agencia noticiosa The Press Association.

La policía de Londres confirmó que un hombre de 53 años fue arrestado bajo el cargo de corrupción. Los detectives registraban la casa de esta persona en el sur de Londres.

Cameron se distanció de inmediato de una crisis que está tocando a la puerta del número 10 de Downing St., reconoció que los políticos y la prensa en Gran Bretaña se habían vuelto muy condescendientes, y prometió una pesquisa sobre el tabloide, así como examinar las normas que regulan los medios.

"La verdad es que todos hemos estado en esto juntos", dijo el primer ministro durante una conferencia de prensa concertada a toda prisa para el viernes en la mañana.

"Los líderes partidistas estaban tan interesados en ganarse el apoyo de los diarios que nos hemos hecho de la vista gorda ante la necesidad de ordenar este aspecto. Las personas en el poder sabían que las cosas no estaban bien, pero no hicieron lo suficiente ni con la rapidez suficiente", agregó.

___

Danica Kirka y Raphael G. Satter contribuyeron a este despacho.