El Gobierno alemán prohibirá que los caballos sean marcados en este país con hierros candentes a partir de finales del año próximo, anunció hoy el secretario de estado parlamentario en el ministerio de Agricultura, Gerd Müller.

En una intervención ante el Bundesrat, la cámara alta o de los Länder germana, Müller señaló que la implantación sistemática de microchips hará superfluo el doloroso marcaje de los caballos con hierros candentes.

El Gobierno alemán tiene intención de suprimir antes de noviembre de 2012 la excepción, que autoriza ese marcaje al fuego, de la ley para la protección de los animales en Alemania.

Pese a que esa legislación prohíbe expresamente la destrucción de tejido de animales vertebrados, hasta ahora estaba autorizado el uso de hierros calentados al fuego para marcar a los caballos, lo que causa a los potrillos quemaduras de tercer grado muy dolorosas.