México alcanzó la final del Mundial Sub'17 al vencer hoy 2-3 a Alemania con una remontada firmada con dos goles de antología y disputará el título con Uruguay, que dejó a Brasil en el camino.

Fue una victoria construida a sangre y fuego por los mexicanos en un partido peleado y con remontadas ante un lleno total en el estadio Torreón.

Alemania, la mejor ofensiva del torneo, tras comenzar por detrás logró irse arriba 2-1, pero México venció con un gol olímpico y uno de chilena que evitó los temibles penaltis de negro recuerdo para la escuadra local.

Gómez puso dos goles y la sangre. Abrió el marcador (m.3) con un remate de cabeza y lo cerró (m.90) con un gol de chilena, todo ello después de que Jorge Espericueta iniciara la remontada con un gol olímpico (m.76).

Samid Yesil marcó el primer gol de Alemania (m.10) después de luchar contra sus marcadores mexicanos; Emre Can también se abrió camino con su fortaleza para mandar la pelota a la red con el 2-1 para su causa (m.60).

El volante mexicano terminó con la cabeza vendada después de un corte que le provocó una hemorragia al intentar rematar en la jugada del gol olímpico. El alemán Rani Khedira también sangró en la boca al chocar con un rival casi al final.

Un lleno total en el estadio Torreón, en el norte de México, y un partido de emociones. México hizo daño muy rápido pero el rival reaccionó pronto y para el minuto 10 estaba empatado y con los dos equipos más cuidadosos.

Alemania permaneció alerta. México llevó la batuta con su toque de pelota y el manejo ofensivo de González, de Espericueta y de Fierro le dieron el control del partido, al menos hasta el descanso.

Alemania jugó un partido en el que dejó hacer porque parecía estar a la caza del rival, pendiente de un fallo en la marca para dar un latigazo final.

Los mexicanos eran los dueños del campo, jugaron un fútbol horizontal en el medio campo y también fueron verticales; llegaron por el lado derecho con el lateral Flores y con Gómez y tuvieron un par de buenos intentos.

Pero el partido se les fue de control en el minuto 60 en una jugada personal de Cam, que desde tres cuartos y a trompicones logró entrar al área mexicana para lanzar un remate a la red que puso por delante a su equipo.

La presión mexicana hizo efecto con el empate a dos de México con un gol olímpico anotado por Espericueta en un tiro de esquina desde el lado derecho, en una jugada en la que Gómez sufrió un duro golpe en la cabeza que le hizo terminar con un vendaje.

México presionó al final y acabó por ahogar a Alemania; el gol olímpico de Espericueta hizo que los mexicanos creyeran posible la victoria y en otro tiro de esquina, Gómez la golpeó de chilena y la pelota fue directa a la red.

México ganó su sexto partido en el torneo y ahora se medirá con Uruguay en la final por el título del Mundial Sub'17, en tanto que Alemania se enfrentará a Brasil en el partido por el tercer lugar en una doble jornada en el estadio Azteca de la capital mexicana.

- Ficha técnica:

2 - Alemania: Odisseas Vlachodimos; Mitchell Weiser (m.88, Marvin Ducksch), Cimo Roecker, Nico Perrey, Noah Korzowski; Robin Yalcin, Emre Can (m.74 Rani Khedira), Kaan Ayhan, Okan Aydin; Levent Aycicek (m.65, Sven Mende) y Samed Yesil. Entrenador: Steffen Feund.

3 - México: Richard Sánchez; Francisco Flores, Carlos Guzmán, Antonio Briseño, Jorge Caballero; Kevin Escamilla (m.66, José Tostado), Jorge Espericueta, Julio Gómez, Arturo González (m.63, Giovani Casillas); Marco Bueno (m.65, Marcelo Gracia) y Carlos Fierro. Seleccionador Raúl Gutiérrez.

Arbitro: El ecuatoriano Omar Ponce amonestó al alemán Can (90+6) y al mexicano Flores (m.63).

Incidencias: Semifinal del Mundial Sub'17 en una tarde calurosa de 35 grados en el estadio Torreón, que registró un lleno absoluto en sus gradas.