Las cenizas del volcán Cordón Caulle volvieron a dejar en tierra el jueves a centenares de pasajeros en aeropuertos de Chile, Argentina, Perú, Ecuador, Uruguay y Australia por la postergación o cancelación de vuelos locales e internacionales.

La aerolínea chilena LAN informó el jueves que postergó el jueves sus vuelos de Buenos Aires a Guayaquil y Lima.

En Argentina, LAN y otras aerolíneas locales debieron cancelar varios vuelos por la fina nube de cenizas que volvió a desplazarse hacia el territorio argentino, como viene sucediendo desde el 4 de junio, cuando el Cordón Caulle estalló en una violenta erupción.

Desde Montevideo se informó que se llevan suspendidos 20 vuelos. La medida afectó a cuatro vuelos de Pluna, dos de American Airlines, cuatro de Aerolíneas Argentinas, dos de Sol y dos de BQB.

Laura Vanoli, directora de meteorología aeronáutica del aeropuerto internacional de Carrasco, dijo a la AP que "persisten los remanentes de cenizas" del volcán chileno y "nuevamente se repiten las suspensiones de los servicios aéreos".

Dijo que esperan ahora un nuevo informe de un centro regional de Buenos Aires.

La ceniza volcánica, compuesta de silicatos y gases corrosivos, causan graves daños a los aviones en vuelo, especialmente a los computadores y sensores que entregan información vital para los viajes, corroen el fuselaje y pueden, incluso, llegar a paralizar los motores en el aire.

Las compañías aéreas prefieren cancelar los vuelos antes de que sus aparatos tengan que enfrentarse con las nubes contaminantes arrojadas por los volcanes, que ponen en grave peligro la aeronavegación.

Algunos de los pasajeros más afectados son los que viajaron al vecino país para disfrutar de la Copa América de fútbol, que se disputa en distintas ciudades argentinas.

Aerolíneas Argentinas, una de las principales compañías que operan en el país, informó en su página de internet la cancelación de los trayectos ida y vuelta entre aeroparque y la ciudad de Córdoba, en el centro del país.

Otros vuelos anulados fueron lo que debían salir de la estación aérea capitalina hacia las ciudades de Bahía Blanca y Mar del Plata, al sur de Buenos Aires, y a la de Mendoza, en el oeste.

En Ezeiza, un vuelo de Aerolíneas Argentinas procedente Miami fue cancelado y otro de la misma compañía que salió de Sao Paulo fue desviado, sin que se haya precisado adónde, según indicó el sitio oficial de Aeropuertos Argentina 2000, concesionaria de una treintena de aeropuertos en el país.

Por otro lado, American Airlines canceló un trayecto entre Miami y Ezeiza. Continental hizo lo mismo con Houston-Ezeiza y United Airlines con San Francisco-Ezeiza.

Pero los vuelos de otras compañías, como Pluna, Gol e Iberia sí aterrizaron.

Desde la erupción del Cordón Caulle, ubicado a 1.000 kilómetros al sur de Santiago, miles de personas han quedado varadas por la suspensión de vuelos y el sur argentino se ha visto afectado por millonarias pérdidas, especialmente en el sector turístico.