El renovado protagonismo del fútbol de Uruguay tuvo otro momento memorable el jueves, cuando la selección sub17 de ese país goleó 3-0 a Brasil y se clasificó a la final del mundial infantil en México.

El equipo charrúa que dirige Fabián Coito se enfrentará el domingo en el Estadio Azteca al vencedor del partido entre México y Alemania, que chocaban más tarde, en lo que será la primera final mundialista en cualquier categoría del país sudamericano desde 1997.

Elbio Alvarez, Juan San Martín y Guillermo Méndez marcaron los goles de la Celeste.

Uruguay nunca había rebasado la ronda de los cuartos de final de un Mundial Sub17, pero el jueves mostró todo la chapa de un finalista, con un ataque punzante y una defensa impenetrable.

Un gol de penal a los 20 minutos de juego le permitió a Uruguay manejar el partido. Alvarez, jugador de Peñarol, cobró con pierna izquierda al centro del arco luego de que el árbitro ruso Alexey Nicolaev sancionó una entrada a destiempo del portero Charles, quien derribó al atacante Rodrigo Aguirre.

Brasil tomó entonces la pelota y trató por todos lados de crear jugadas de peligro, pero éstas escasearon.

La estadística final dice que los brasileños hicieron 27 tiros a gol, pero de ellos sólo cinco fueron al arco. Uruguay, en cambio, hizo apenas 10 disparos, cinco de ellos al arco y tres fueron goles.

Y mientras Ademilson, Adryan, Lucas Pyazón y el resto de los atacantes de Brasil intentaban sin mucho éxito, Uruguay hizo el segundo gol a los 72 minutos, cuando San Martín, otro producto de Peñarol, disparó fuerte y pegado al poste en un tiro cruzado, luego de que la pelota le cayera en una excelente embestida de su compañero Méndez.

Brasil, tres veces campeón sub17, buscaba su primera final desde 2005. La verdeamarela siguió tratando, pero el muro defensivo compuesto por Emiliano Velázquez, Gastón Silva, Maximiliano Moreira y Gianni Rodríguez no dio libertades.

El portero Jonathan Cubero resolvió bien las ocasiones de peligro en el segundo tiempo, como cuando incomodó a Emerson con una salida y el tiro de éste se fue por encima del travesaño, o cuando controló el disparo fuerte de Nathan.

Ya con Brasil entregado, Cubero hizo un despeje largo y con superioridad numérica en el contragolpe, Méndez, jugador de Nacional, tocó hacia las redes luego del pase de Aguirre en el quinto minuto de los descuentos.

En julio pasado, la selección mayor de Uruguay llegó a las semifinales del Mundial de Sudáfrica, terminando en cuarto lugar. A nivel de clubes, Peñarol perdió la final de la Copa Libertadores en junio ante Santos.