El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llegó el jueves a Bulgaria para hacer campaña en contra de la independencia unilateral palestina, que pretende su reconocimiento como nación en septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La Unión Europea, a la que se sumó Bulgaria en el 2007, intenta elaborar una posición común en este tema.

El miércoles, Netanyahu visitó Rumania, donde al parecer cimentó la oposición de ese gobierno al plan palestino.

Acompañan a Netanyahu en Bulgaria 8 ministros que se entrevistarán con funcionarios gubernamentales en Sofía. Tres acuerdos bilaterales, entre ellos uno de cooperación en materia de defensa, seguramente serán firmados durante su visita.