Para el baterista de la agrupación mexicana Maná, Alex González, presentarse en Miami es una manera de regresar a casa.

El grupo disfruta de una exitosa gira por Estados Unidos, la primera que realizan en cuatro años, su más reciente álbum se mantiene en las principales listas de popularidad de Latin Billboard.

El jueves se presentarían en el American Airlines Arena en el centro de Miami, y González, quien pasó sus primeros años de vida en el sur de Florida, dijo que estaba emocionado de haberse encontrado a un ex compañero de clase de secundaria cuando promovía la gira en Hallandale Beach un día antes.

"Ahora quizá tengamos una reunión de mi secundaria cuando regresemos aquí en la segunda parte de la gira el próximo año", dijo González a The Associated Press. "Son tipos a los que no he visto en 30 años".

Según la revista Billboard, Maná es el grupo con mejores recaudaciones en esta semana tras U2 y Celine Dion. Los mexicanos tuvieron cuatro presentaciones con entradas agotadas en Los Angeles y comenzaron su gira con llenos completos en Puerto Rico. Llegaron a Miami tras presentaciones en Dallas, San Antonio y dos llenos completos en Houston.

Su siguiente parada es Chicago.

"Esta es la primera gira que comenzamos tan bien", dijo González, quien subrayó que el público que ha visto incluye a más personas que no son latinas que en otras presentaciones.

"Siempre es genial conectarse con cada público", agregó, "Estamos muy contentos, es increíble, especialmente ahora con estas condiciones económicas".

Maná lanzó su octavo disco "Drama y Luz" previamente en el año. El vocalista Fher ha calificado la producción como una de las más intensas de la banda. Su madre murió cuando la grababan y al menos una canción está dedicada a ella.