El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, invitó hoy a partidos políticos, precandidatos presidenciales y al expresidente Manuel Zelaya al diálogo convocado para el próximo sábado con diversos sectores del país, en el que está previsto abordar el tema de una Constituyente.

La invitación a Zelaya fue confirmada por el mismo exgobernante, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando impulsaba una consulta popular para reformar la Constitución, desoyendo prohibiciones legales.

Lobo dijo hoy a los periodistas que el encuentro del sábado es la continuación de un proceso que inició el año pasado, poco tiempo después de haber asumido el poder.

Agregó que los primeros invitados al diálogo son los partidos legalmente inscritos y los que estén en proceso de formación "para que le digan al presidente qué cambios quieren que se hagan en Honduras, no solo políticos, sino sociales y económicos".

En ese sentido, Lobo indicó que no puede estar esperando a que se celebre una Constituyente, en caso de que fuera aprobada, para conocer qué quieren los sectores sociales.

Zelaya dijo que fue invitado en su condición de coordinador del Frente Amplio de Resistencia Popular (FARP), surgido hace dos semanas de una asamblea del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), que tras el golpe de Estado de junio de 2009 comenzó a exigir una Constituyente y el retorno del exgobernante al país.

Según Zelaya, la comisión política del FARP, que como fuerza política buscará llegar al poder en 2014, decidirá si asiste o no al diálogo que invita Lobo.

"La convocatoria es para las consultas y hablar obviamente de la Constituyente, que es uno de los pilares que nosotros invocamos", enfatizó Zelaya, quien fue expulsado del poder y del país cuando le restaban siete meses para concluir su mandato de cuatro años.

Lobo también ha invitado a precandidatos de partidos políticos, principalmente de los tradicionales Nacional, en el poder, y Liberal, primera fuerza de oposición, ambos conservadores.

Se suma el presentador de televisión Salvador Nasralla, quien promueve un movimiento independiente contra la corrupción a través del cual buscaría la Presidencia de Honduras en las elecciones generales de noviembre de 2013.

El tema de convocar a diversos sectores para hablar incluso de una Constituyente, orientada a que se permita la reelección presidencial, ha provocado reacciones a favor y en contra de diversos sectores del país centroamericano.

La actual Constitución de Honduras no permite la reelección presidencial, bajo ninguna modalidad, pero en opinión de Lobo, quien dice que no busca reelegirse, el pueblo es el único soberano y puede ser consultado sobre cualquier tema.

El pasado 30 de junio, Lobo aseguró que una eventual reforma a la Constitución de su país se hará con base en lo que le planteen los diversos sectores en el diálogo que iniciará el 9 de julio y dijo que hay tres propuestas sobre la instalación de una Constituyente, pero la consulta "se hará en el momento oportuno luego de escuchar a la población".

En ese sentido, indicó hoy que su Gobierno escuchará "a todos los sectores" porque su objetivo es "que todos sean tomados en cuenta".