Los familiares de soldados británicos fallecidos en Irak y Afganistán pueden ser víctimas del escándalo de las escuchas ilegales al revelarse que sus teléfonos móviles fueron supuestamente intervenidos por el "News of the World".

El periódico británico "The Daily Telegraph" afirma hoy que, al parecer, los números de teléfono de los familiares de los militares muertos fueron encontrados en los archivos del detective privado Glenn Mulcaire, empleado por el tabloide sensacionalista y considerado autor de estas actividades ilegales.

En respuesta a esta información, News International, que publica el dominical, señaló que la empresa está "horrorizada" por estas nuevas denuncias y prometió contactar con el Ministerio de Defensa.

"Los antecedentes de News International de ser amigo de las fuerzas armadas y de nuestros hombres y mujeres que están de servicio son impecables", agregó un portavoz de la compañía.

"Nuestros periódicos han hecho campaña a favor de los militares durante muchos años y lo seguirán haciendo. Si estas afirmaciones son ciertas estamos totalmente horrorizados", agregó la fuente.

El primer ministro, David Cameron, prometió ayer en el Parlamento que apoyará una investigación oficial independiente sobre el escándalo que alcanza ya no solo a ricos y famosos, sino a víctimas de terrorismo y asesinatos.

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Cameron manifestó su indignación por unas actividades que calificó de "totalmente repugnantes".

Este escándalo estalló en 2006 al revelarse que algunos periodistas recurrían supuestamente a los pinchazos para interceptar comunicaciones de famosos, concretamente los mensajes depositados en buzones de voz de teléfonos móviles, y conseguir así noticias exclusivas, que desde entonces es investigado por la Policía.

Entre otros, fueron pinchados los teléfonos de la actriz Sienna Miller, del ex viceprimer ministro John Prescott o del príncipe Guillermo, lo que dio lugar a que se destapase la trama del dominical sensacionalista.

Según los medios británicos, Scotland Yard investiga si las familias de las víctimas de los atentados de Londres del 2005 fueron también fueron objeto de las escuchas ilegales.

La actual consejera delegada de News International, Rebekah Brooks, directora del dominical cuando se produjeron las intervenciones, ha prometido cooperar con la investigación policial, pero hasta el momento se ha negado a dimitir.