Las autoridades en el aeropuerto internacional de Israel deportaron el viernes a dos activistas adeptos a los palestinos mientras la policía permanece en alerta por la llegada de cientos de personas que esperan protestar contra las restricciones de viajes impuestas a los palestinos.

Las autoridades israelíes esperan la llegada de más activistas este viernes.

Mientras tanto, otros manifestantes no tuvieron acceso a los aeropuertos europeos después de que Israel solicitó a las aerolíneas que los viajeros en la lista negra no pudieran abordar aviones con destino a la nación en Medio Oriente.

Oded Ben-Hur, funcionario de la cancillería israelí, informó que sólo dos activistas llegaron en la madrugada y fueron deportados inmediatamente. Agregó que hay estadounidenses que viajaron desde Grecia.

Israel advirtió que cualquier visitante pacifista puede ingresar al país pero bloqueará el paso a los "provocadores".