Cuba ya "no es motivo de enfrentamiento o discrepancia" en las relaciones bilaterales entre España y Estados Unidos, afirmó el jueves el secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, en declaraciones difundidas por la agencia de noticias Europa Press.

Durante su intervención en el curso "Relaciones internacionales España-EEUU: claves de un (des)encuentro", en la Universidad de Verano de San Lorenzo de El Escorial, el secretario de Estado señaló que Cuba es un asunto que "cada vez influye menos en la relación", dijo la agencia de noticias.

Asimismo, reconoció que la política exterior de ambos países hacia la isla ha constituido en ocasiones "un punto muy claro de discrepancia" entre España y Estados Unidos, pero en la actualidad es un asunto que se aborda "de forma tranquila" y cada vez de una manera "más coordinada".

Los dos gobiernos, prosiguió, intercambian impresiones sobre la evolución que empieza a darse en la isla y sobre cómo deberían trabajar para animar las reformas, si bien no siempre hay coincidencia de puntos de vista. En todo caso, Yáñez-Barnuevo mencionó el deseo de España de que Estados Unidos "levante todas las medidas" del embargo.

El secretario de Estado aseguró también que el desencuentro entre ambos países tras la decisión del actual gobierno español de retirar las tropas de Irak es hoy "agua pasada".

Justificó esa decisión porque respondía a la voluntad de la mayoría de la opinión pública española y, en general, también a la europea, aunque admitió que "se podía haber tenido determinadas precauciones" a la hora de ejecutar la decisión, que estaba en el programa electoral de los socialistas. Yáñez-Barnuevo aseveró que ese episodio es "materia superada" que "no tiene ningún efecto en la relación bilateral".

En declaraciones previas a los medios de comunicación, el secretario de Estado admitió que existe "un estrecho margen" de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visite España en lo que queda de legislatura. Obama, recordó Yáñez-Barnuevo, está ya "muy involucrado" en su campaña de reelección.

Dijo que el gobierno trabaja en un plan de acercamiento hacia la comunidad hispana de Estados Unidos con el fin de reforzar su influencia en ese país.