Argentina cumplió con la lógica y tomó una ventaja 2-0 ante Kazajistán gracias a los arrolladores triunfos de Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco el jueves en el inicio de la serie por los cuartos de final de la Copa Davis.

Del Potro (19 del mundo) se impuso 6-2, 6-1, 6-2 a Mijaíl Kukushkin (67) en dos horas en la cancha sobre arcilla en el estadio Parque Roca, en el sur de la capital. El argentino no jugaba en su país de manera oficial desde la malograda final ante España en 2008.

Más temprano, Mónaco(43) despachó a Andrey Golubev (45) 6-3, 6-0, 6-4, también en dos horas de juego.

Los locales quedaron a tiro de liquidar la serie en el dobles el sábado que jugarán Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank ante Yury Schukin y Yevgeny Korolev.

"Después de un año tan difícil quiero agradecer el apoyo incondicional que me dio la gente", expresó Del Potro, que esta temporada protagonizó un meteórico ascenso en el ranking de ATP tras una larga ausencia a causa de una operación en la muñeca.

"Me siento cada vez mejor, ahora la meta es poder estar a la altura de los mejores del mundo", aseguró.

Del Potro tuvo un arranque demoledor y le quebró dos veces el saque al kazajo para tomar la ventaja en el primer set.

Este fue el primer enfrentamiento entre ambos tenistas.

El segundo set resultó un trámite para el argentino, pese a dos dobles faltas con el saque y 18 errores no forzados contra 21 de Kukushkin.

Del Potro tuvo una laguna con el tercer set. Cuando tenía un 5-1 a su favor y sacando para partido, Kukushkin le quebró el servicio. En el game siguiente, el argentino se tomó desquite y quebró para ganar el partido.

"Fue un partido difícil. El marcador fue abultado, pero él jugó bien", aclaró Del Potro.

El inicio titubeante de Mónaco, más propio de los nervios, y un Golubev muy firme en los primeros golpes auguraban un partido más parejo hasta que el argentino quebró el saque del rival y tomó el control del primer set.

La superioridad de Mónaco, que tenía un récord 2-0 ante el kazajo en choques previos en la misma superficie, se hizo todavía más notable en el segundo set, con una efectividad del 89% en puntos ganados con el primer saque contra 45% de su contrincante y 5-21 en errores no forzados.

"Se dieron las cosas bastante bien desde el principio. Estoy muy contento de darle el primer punto a Argentina", manifestó Mónaco tras su victoria. "Son de esos partidos que cuando uno los gana con facilidad debe estar concentrado y poniéndole mucha garra para no darle chance al rival".

Golubev, sin victorias este año en arcilla, tuvo la primera oportunidad de quebrar saque recién en el tercer set, pero el tenista local, de 27 años, salió del embrollo con un tiro cruzado.

"El jugó bien y yo, mal. Así nomás", admitió Golubev, primera raqueta de su equipo. "Empezar de esta manera no es agradable. Yo siento mucha responsabilidad en el equipo y ahora se nos va a hacer muy difícil".

La serie se desarrolla entre jueves y sábado y no entre viernes y domingo como es la tradición debido a que ese día se vota para alcalde de Buenos Aires.

Subcampeones en 1981, 2006 y 2008, los albicelestes disputan por décimo año consecutivo los cuartos de final, algo inédito en la historia de la Davis, luego de vencer a Rumania en marzo.

Kazajistán, en cambio, llegó a esta instancia por primera vez tras sorprender de visitante a República Checa.

El vencedor de esta serie jugará en semifinales ante el último campeón Serbia o Suecia. Por la otra llave de cuartos, Estados Unidos recibirá a España y Alemania a Francia.