El presidente Hugo Chávez, quien libra una batalla contra el cáncer, ratificó en un Consejo de Ministros en el palacio presidencial en sus cargos al vicepresidente Elias Jaua, el alto mando militar y al resto de su gabinete.

El convaleciente Chávez, de 56 años, apareció el jueves en el acto con su gabinete, que trasmitió la televisora estatal.

Dijo que decidió hacer el anuncio de la ratificación para desmentir rumores que surgieron en los últimos días sobre posibles cambios en su equipo ministerial y alto mando militar.

Chávez denunció que desde "laboratorios de guerra sucia" se crearon rumores en busca de "desestabilizar" a la fuerza armada en medio de su convalecencia, pero garantizó que existen tensiones entre los militares.

Al referirse a su enfermedad, el gobernante, quien mostró un semblante más recuperado, dijo que "la situación ha sido difícil, pero vamos remontando la cuesta".

Chávez anunció la creación del nuevo Ministerio de la Juventud que estará a cargo de la periodista María Pilar Hernández.

Más temprano, el gobernante visitó la academia militar donde estudió hace 40 años para reunirse con el alto mando.

"Uno en verdad nunca debe dejar de ser cadete", dijo Chávez, vestido de traje deportivo, al recorrer algunos de los pasillos de la academia que funciona dentro del Fuerte Tiuna, al oeste de la capital, según imágenes que difundió la televisora estatal.

El gobernante, en un breve discurso, se excusó porque no podrá acompañarlos el viernes en actos de ascenso. "Estoy en una lucha. Esas emboscadas de la vida", dijo en referencia al tumor canceroso en la región pélvica que le extirparon en Cuba el mes pasado.

Chávez, un teniente coronel retirado, aseguró que ha tenido una "recuperación positiva" en esta primera etapa de tratamiento y fustigó los comentarios de algunos opositores que dudaron de su enfermedad.

Sostuvo que sigue una estricta rutina diaria que incluye exámenes, varias horas de fisioterapia en los brazos y piernas, una alimentación controlada, períodos de descanso y tiempo reservado para reunirse con sus ministros y firmar documentos.

Chávez instó a "luchar, vencer dificultades, sobrevivir, pero entregados a Dios" a los enfermos de cáncer.

La televisora estatal difundió imágenes de Chávez saludando a un grupo de civiles en la parte externa de la academia militar.

Chávez arribó el lunes a la capital proveniente de La Habana luego de haber sido operado el 20 de junio. Nueve días antes había sido sometido a una primera intervención por un absceso pélvico.

El martes, desde el palacio presidencial autorizó el inicio de un desfile cívico-militar por la conmemoración del bicentenario de la Independencia. Ese mismo día apareció en la televisión junto a los presidentes de Bolivia, Paraguay y Uruguay en el palacio de gobierno.