El presidente venezolano, Hugo Chávez, continúa hoy de reposo y apartado de la vida pública tras las celebraciones del Bicentenario de Venezuela este martes, mientras continúan llegando mensajes de solidaridad por su enfermedad.

El Gobierno de España, a través del secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, se felicitó hoy por el hecho de que la cirugía de Chávez "haya salido bien".

Además expresó sus "mejores deseos" por la recuperación del presidente de Venezuela y envió un "mensaje de felicitación" a Chávez por haber salido "favorablemente" de la intervención quirúrgica a la que fue sometido en Cuba.

El mensaje de España se suma a una larga lista de países y organismos que han trasladado sus mejores deseos a Chávez, quien anunció hace una semana que había sido sometido a una cirugía para extraerle un tumor y que estaba recibiendo tratamiento para el cáncer.

Tras volver por sorpresa el pasado lunes, Chávez habló a sus seguidores ese mismo día durante media hora desde el Palacio de Miraflores, y posteriormente recibió a los dignatarios extranjeros que habían acudido al país para asistir el martes a los actos del Bicentenario de la independencia.

El presidente no estuvo presente en el desfile cívico militar, acto central de la celebración, y se limitó a dar la orden de inicio de la celebración desde Miraflores en un mensaje televisado, para posteriormente reunirse en privado con los presidentes de Paraguay, Fernando Lugo; Bolivia, Evo Morales, y Uruguay, José Mujica.

Estos presidentes y la práctica totalidad de gobernantes de América Latina, además de organizaciones como la Unión de Naciones Suramericanas (Unsaur) y los países del Caribe, además de socios, como Vietnam, han mandado mensajes de apoyo a Chávez en los últimos días.

También lo hicieron días atrás el presidente francés, Nicolás Sarkozy y el exprimer ministro de ese país Dominique de Villepin.

El Gobierno de Brasil, encabezado por Dilma Rousseff, además de desearle una pronta recuperación, puso "a disposición" de Chávez los servicios médicos para el tratamiento de la dolencia, como el año pasado hizo con el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ya recuperado de un cáncer linfático, según sus portavoces.

En el mismo centro médico privado de Sao Paulo donde Lugo se sometió a sesiones de quimioterapia fue tratada previamente Rousseff, quien asimismo sufrió un cáncer linfático.

Desde que finalizaron los actos del Bicentenario y como él mismo había advertido, Chávez ha estado guardando reposo y apartado de cámaras y Twitter, red social que habitualmente utiliza para mandar mensajes a sus seguidores.