Simpatizantes extranjeros denunciaron el jueves que el sistema de entrega de las entradas a los partidos del Grupo C en Mendoza los obliga a hacer fila desde la madrugada y durante muchas horas a la intemperie en el frío.

Una multitud de hinchas — sobre todo chilenos, pero también mexicanos, peruanos y uruguayos — hizo filas largas el miércoles en la sede del club local Godoy Cruz para retirar entradas y pases de estacionamiento que habían comprado semanas antes por internet.

El jueves la escena se repitió desde las cuatro de la mañana, según reportó el canal 13 local, a pesar de que las boleterías tenían previsto abrir recién a las 10. La temperatura local a la mañana era de cero grados centígrados.

"¿Quién quiere volver a venir a la Argentina con este maltrato?", dijo el mexicano Iñaqui Brunet, residente en Mendoza, al canal chileno TVN. "Me duele porque yo vivo acá, mis hijos son argentinos, y me indigna, me duele. El esfuerzo queda en la nada por una bola de gente que no le importa".

La entrega de entradas está a cargo de la empresa Ticketek, a la que The Associated Press no pudo contactar a los teléfonos de Buenos Aires y Mendoza que figuran en su sitio web.

Además de la espera en el frío, los hinchas aseguraron que debían pagar 30 pesos (unos 7 dólares) adicionales por envío, pese a que tenían que recoger las entradas en persona.

El jefe policial del departamento de Godoy Cruz, Ernesto Herrero, dijo al diario local Uno que unas 1.000 personas llegan cada día al club a buscar sus entradas.

Este viernes, se jugará la segunda fecha del Grupo C en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, en la que Perú enfrentará a México y Uruguay se cruzará con Chile.