Mientras Colombia sufre para meter goles, su delantero Jackson Martínez tiene que esperar paciente para poder debutar en la Copa América.

Los cafeteros han sido sólidos en la retaguardia, pero al frente sólo pudieron hacer un gol ante Costa Rica, y fallas en la definición le negaron el miércoles un triunfo sobre Argentina.

"Es difícil hablar de porqué los goles no llegan, porque las opciones se están teniendo, antes no se creaban, pero creo que los goles van a aparecer", dijo a la AP Martínez, quien juega con Jaguares de Chiapas de México.

"Chachachá" Martínez ha sido olvidado en el banco porque en el esquema del entrenador Hernán Darío Gómez sólo hay un hombre en punta, y ese puesto es ocupado por la estrella del Porto, Radamel Falcao.

"Estar en el banco no es fácil, sabemos que tenemos la opción de entrar en algún momento y el cuerpo técnico decidirá, yo sigo entrenando y esperando cuando llegue la oportunidad", agregó Martínez, quien marcó tres goles en cuatro juegos en la pasada edición de la Copa Libertadores.

Colombia es líder del Grupo A con cuatro puntos en dos partidos, y tiene un pie metido en los cuartos de final.

"Estamos contentos con lo que hemos logrado, pero no hemos clasificado y no es tiempo de celebrar", concluyó Martínez.