El primera base venezolano Miguel Cabrera pegó batazo de cuatro esquinas para coronar racimo de tres carreras en el séptimo episodio y llevó a los Tigres de Detroit a una victoria por 5-4 sobre los Angelinos de Los Ángeles.

Con su victoria, la quinta en los últimos 10 juegos, los Tigres se acercan al liderato de la División Central de la Liga Americana, y de momento quedan a medio juego del primer lugar de ese grupo, los Indios de Cleveland, que esta noche enfrentan a los Yanquis de Nueva York.

Cabrera (18), que se afianza como uno de los bates principales de los Tigres, se voló la barda sobre los envíos del relevo Michael Kohn, con un corredor en los senderos.

Cuando Kohn pretendía sacar el segundo out de la pizarra, Cabrera lo descontroló y le desapareció la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo.

La victoria la consiguió el abridor Brad Penny (6-6) en seis entradas y un tercio, permitió seis imparables, un jonrón, cuatro carreras, dio dos pasaportes y ponchó a tres.

El cerrador dominicano José Valverde (21) se acreditó el rescate sacando los últimos tres outs, ponchando a uno.

Valverde terminó su labor con 13 envíos, ocho de ellos perfectos contra tres enemigos para dejar en 2,92 su promedio de efectividad.

Los Angelinos perdieron con el relevo japonés Hisanori Takahashi (2-2) en un episodio, permitió un imparable, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a uno por ponche.