El campocorto Derek Jeter se colocó a sólo tres imparables de llegar a los 3.000, pero los Yanquis de Nueva York cayeron derrotados por 5-3 ante los Indios de Cleveland.

Jeter pegó un doble en tres turnos al bate contra el abridor Justin Masterson, que volvió a dominar a la artillería pesada de los Yanquis, después de trabajar ocho entradas sin que le hiciesen anotación y sólo cedió tres imparables.

Masterson (7-6) se quedó con el triunfo al dar dos bases por bolas, una de ellas a Jeter, y abanicó a seis bateadores para quedarse con el triunfo.

El relevista Vinnie Pestano fue castigado con tres carreras limpias sin que fuese capaz de sacar ningún out en el noveno episodio, pero el cerrador Chris Pérez si lo hizo para conseguir el vigésimo primer salvamento de la temporada.

El bateo oportuno de los Indios lo encabezó el campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera, que estará en el próximo Juego de las Estrellas, al irse de 4-1 con anotación.

Pero además fue clave en dos jugadas sensacionales defensivas en el octavo episodio que también iban a ayudar a la causa de los Indios en el duelo de equipos líderes de división de la Liga Americana.

El novato tercera base Lonnie Chisenhall también pegó su primer jonrón en las Grandes Ligas, un bambinazo solitario, y los Indios ganaron 2-1 la serie de tres juegos a los Yanquis.

Los Indios se pusieron con ventaja desde el primer episodio con dos carreras que le hicieron al abridor Phil Hughes (0-2), que iba a cargar con la derrota, en parte porque sus compañeros de ataque no tuvieron el bate oportuno al dejar 13 corredores en circulación.

Por los Yanquis el segunda base dominicano Robinson Canó se fue de 4-1 con anotación.