El vicepresidente de Irán inició el miércoles una visita oficial a Irak encaminada a incrementar los lazos entre los gobiernos chiítas de ambos países.

El primer ministro iraquí Nuri al-Maliki saludó a Mohamed Reza Rahimi después de que la delegación iraní aterrizó en Bagdad el miércoles.

Rahimi encabeza un equipo de funcionarios y empresarios iraníes. Tiene planeado reunirse con autoridades iraquíes y asistir a un encuentro con inversionistas.

Bagdad y Teherán son los dos únicos gobiernos chiítas en Medio Oriente. Las naciones de la región encabezados por sunitas y Estados Unidos se preocupan de que Irán extienda su indebida influencia sobre su vecino si las tropas estadounidenses se van a finales de año.