Venezuela ya le sacó un punto a Brasil y ahora espera seguir sumando ante otro rival al que nunca le había arrebatado una unidad en la Copa América, Ecuador.

Los venezolanos perdieron todos los partidos que disputaron ante sus tres rivales del Grupo B a lo largo de la historia del torneo.

Sumaban cinco derrotas con un gol a favor y 25 en contra ante Brasil, al que le empataron 0-0 en el debut. Con Paraguay, acumulan cuatro derrotas con cuatro tantos a favor y 16 en contra, mientras que contra Ecuador sufrieron dos reveses con un gol a favor y 10 en contra.

El volante Luis Manuel Seijas aseguró que Venezuela enfrentará a Ecuador "con humildad".

"No nos creemos nada, hay que pasar la página, dejar atrás el resultado con Brasil y enfocarnos en Ecuador, que es un duro rival", comentó. "El juego aéreo (de los ecuatorianos) es letal; son altos, juegan bien al contragolpe y sería un error pensar que será un rival más fácil que Brasil".

"Estamos tranquilos, esperamos hacer un buen partido contra Ecuador y estamos trabajando duro para lograr otro resultado histórico", indicó.

El equipo — cuyo cuerpo técnico mantiene tirantes relaciones con la prensa venezolana y ha reducido al mínimo los contactos con el periodismo — asegura que en lo interno reina la armonía.

"El equipo está muy compenetrado, todos estamos muy unidos, lo único que tenemos en mente es dar siempre el máximo para clasificar", acotó.

"Si pasa lo peor, nadie podrá decir que no pusimos en el corazón para evitarlo", sentenció.