El Reino Unido retirará 500 soldados de Afganistán para finales del 2012, con lo que reducirá a 9.000 el número de sus fuerzas en ese país, confirmó hoy en el Parlamento el primer ministro británico, David Cameron.

En una intervención en la Cámara de los Comunes, Cameron señaló que el Reino Unido está comprometido a entregar la responsabilidad de la seguridad del país a las autoridades afganas en 2014.

"Esta decisión no sólo es buena para el Reino Unido, es la correcta para Afganistán también. Otorga a los afganos una fecha límite sobre la que se pueda planificar y le da una sensación de urgencia a sus esfuerzos (sobre la seguridad del país)", añadió Cameron.