Daniel Radcliffe echará de menos ser el héroe de una película de acción, Emma Watson ser un modelo de conducta y Robbie Coltrane ser un buen hombre.

El elenco y el equipo técnico de las películas de "Harry Potter" se estaba despidiendo de sus personajes en vísperas del estreno mundial del último filme de aventuras mágicas.

Su encuentro con la prensa el miércoles dio la sensación de ser el último día de la escuela secundaria: una mezcla de sensaciones de libertad y tristeza.

Radcliffe, Watson y Rupert Grint, con sus papeles de Harry, Hermione y Ron, crecieron al tiempo que avanzaban en la Escuela Hogwarts de Brujería y Magia y combatían las fuerzas oscuras de Lord Voldemort.

Será "difícil hacerse a la idea" de que no volverá a hacer el papel de Hermione, dijo Watson.

La joven de 21 años dijo que echará de menos a la bruja inteligente, que era un modelo de conducta.

"Pienso en ella como una hermana", dijo Watson. "Me parece tan real... Claro que echaré de menos a la gente, pero en realidad el hecho de ser ella.

"Creo que hizo de mí una persona mejor y me hizo trabajar más, como resultado de compararme con ella todos los días".

Grint, de 21 años, dijo que se sentía a la deriva tras el final de la serie.

"Me he sentido un poco perdido, sin saber qué hacer", dijo Grint. "Ha sido una parte constante de mi vida".

Radcliffe — en declaraciones grabadas en Nueva York, donde actúa en una producción de Broadway de "How to Succeed in Business Without Really Trying" — dijo que echará de menos a todos, además de las acrobacias.

"La verdad es que no tengo naturalmente el físico ni la estatura de un héroe de acción", dijo el actor de 20 años. "Es un privilegio para un actor joven hacer esas cosas... Saltar del agua rodeado de un aro de fuego: jamás volveré a hacerlo".

El escocés Coltrane — quien hace el papel del buen gigante Hagrid en todas las películas — dijo que fue "la primera vez en toda mi carrera que aparecí como un hombre totalmente bueno".

"Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2" (Harry Potter y las reliquias de la muerte: 2da Parte) tendrá su estreno en Londres el jueves y en el resto del mundo la semana próxima.

Pone fin a la historia de Harry 10 años después del estreno de la primera película, "Harry Potter y la piedra filosofal", y cuatro años después de la publicación del último libro de la serie de J.K. Rowling.

Una veintena de miembros del elenco y el equipo técnico — incluidos el productor David Hayman, el director David Yates, profesores de Hogwarts y niños pelirrojos de la familia Weasley — hablaron con la prensa bajo las bóvedas neogóticas del hotel St. Pancras en Londres.

Fue una oportunidad para dar rienda suelta a los sentimientos. Todos, magos o "muggles", elogiaron a sus colegas. Muchos hablaron de la "familia" Potter y rechazaron el término "franquicia" para referirse a la serie.

Yates, director de las últimas cuatro películas, dijo que se habían creado lazos fuertes entre todos los participantes, tanto actores como técnicos.

"Es como si hubiéramos viajado juntos a la luna, es algo especial", dijo.

Evanna Lynch, la actriz irlandesa y fanática de los libros que a los 14 años ingresó al elenco como la frívola Luna Lovegood, dijo que no sabía cuál sería su camino próximo.

"Estoy angustiada de que haya terminado", dijo Lynch, de 19 años. "Estoy obsesionada con este libro desde los ocho años, no sé dónde estaba antes ni qué vendrá ahora. Dicen que abrirán un parque Harry Potter donde estaban (los estudios) Leavesden. Estoy disponible como guía".

Las películas de "Harry Potter" han sido grandes éxitos de taquilla, pero no han obtenido Oscars ni otros grandes premios.

Yates dijo que estaba orgulloso de la aprobación de los fanáticos, como los que acampaban en la plaza Trafaalgar de Londres a la espera del estreno del jueves.

"Eso compensa más que una multitud de premios", aseguró.