Uno de los principales líderes de la oposición descartó el miércoles que se vayan adelantar las elecciones primarias para elegir el candidato presidencial del bloque opositor ante los problemas de salud que enfrenta el mandatario Hugo Chávez.

"Las primarias van para febrero. No está planteado en este momento ninguna revisión de su fecha", dijo Henrique Capriles, gobernador del estado central Miranda, el precandidato presidencial opositor que lidera las preferencias electorales según las principales encuestas.

En un encuentro con corresponsales extranjeros Capriles expresó que los problemas de salud que padece Chávez, de 56 años, no han cambiado el escenario político de la oposición venezolana y aseguró que sigue vigente el acuerdo para elegir el candidato único del bloque opositor.

"Las primarias tienen que ir y no hay ninguna razón en este momento para que exista una modificación en la fecha del proceso de primarias", precisó.

El gobernador criticó con dureza el manejo informativo que ha dado el Ejecutivo a la enfermedad de Chávez.

"Hay una duda en Venezuela. ¿Quién dirá la verdad? Porque pareciera que algunos durante los últimos días mintieron", dijo el dirigente al denunciar que el gobierno "ha tratado de generar todo un clima de desinformación también para confrontar".

Capriles cuestionó las inconsistencias de las informaciones oficiales sobre el tema y citó como ejemplo la declaración que dio Chávez esta semana en la que aseguró que el 24 de junio estaba en terapia intensiva en La Habana recuperándose de una operación en la que le extirparon un tumor con células cancerígenas.

El gobernador dijo que para esa misma fecha hubo varios mensajes de Chávez a través de su cuenta de Twitter en los que saludaba a los venezolanos por la celebración del Día del Ejército y la batalla de Carabobo, que selló la independencia de Venezuela, y sostuvo que no entendía cómo una persona en terapia intensiva podía enviar mensajes por la red social.

También recordó una dolencia que padeció Chávez en la rodilla izquierda durante mayo, que lo mantuvo en reposo por varias semanas.

"Si tú tienes un problema en tu rodilla y si estabas con una muleta, un bastón y no te operaron, no te hiciste rehabilitación, no te hiciste nada, ¿cómo después apareces sin bastón? No sé, de repente hay unos brujos que curan a las personas", ironizó.

Agregó que Venezuela debe "tener un ministro, un presidente y un vicepresidente que siempre hable con la verdad... no se puede jugar con el pueblo".

Al ser interrogado sobre las repercusiones que podría la salud de Chávez en la campaña electoral del próximo año, el dirigente opositor insistió en que desea que el mandatario se recupere "porque yo quiero que el candidato (oficialista) sea él".

Agregó que para Venezuela y América "es muy importante que el presidente Chávez sea candidato y pierda las elecciones porque tiene que quedar para todos claro que la permanencia en el poder por muchos años no es buena. Que la alternancia es importante para fortalecer la democracia".

Tras ganar las elecciones presidenciales de 1998, Chávez fue reelecto en 2000 en comicios generales convocados tras la aprobación de una nueva constitución. En diciembre de 2006 el líder izquierdista logró una segunda reelección que le permitió extender su mandato hasta febrero de 2013.

Sobre la posibilidad de que el oficialismo logre la inhabilitación política de algunos opositores para impedirles que participen en los comicios regionales y presidenciales de 2012, Capriles dijo que si los sectores aliados al gobierno realizan esa maniobra "el costo sería altísimo" porque podrían "perder" las elecciones.

Chávez fue operado de emergencia en La Habana el 11 de junio por un "absceso pélvico" y nueve días después fue intervenido nuevamente para extirparle un tumor canceroso.

Luego de pasar casi un mes en Cuba, el gobernante retornó el lunes a la capital venezolana.