Los directores de misión de la NASA decidieron hoy continuar con la cuenta atrás para el lanzamiento del transbordador Atlantis, pese a las malas condiciones meteorológicas previstas para el viernes, con un 70 por ciento de posibilidades de lluvias y tormentas.

El equipo votó unánimemente seguir adelante, durante una reunión a primera hora de la mañana, después de que el martes los meteorólogos de la NASA advirtieran de una tormenta que avanza desde las Bahamas hacia Florida, que podría obligar a retrasar el lanzamiento.

Tras la reunión, el director de coordinación del programa de transbordadores, Mike Moses; el director de lanzamientos, Mike Leinbach, y Kathy Winters, portavoz del servicio de meteorología de la NASA señalaron que la decisión final todavía no está tomada.

Está previsto que el Atlantis parta el viernes 8 de julio a las 11.26 hora de la costa este (15.26 GMT) en una misión de 12 días con cuatro tripulantes a bordo y más de 5.000 kilos de carga.

Moses indicó que el vehículo "está en una forma fantástica" y esperan que el lanzamiento siga su curso el viernes, tal y como estaba previsto.

No obstante, señaló que antes de cargar en el tanque de combustible externo los propelantes que impulsan la nave van a analizar las condiciones meteorológicas y a asegurarse de que es un buen día para intentarlo, por lo que "será en ese momento cuando tomemos una decisión", señaló.

Winters explicó que se observa una tormenta tropical en el Caribe que va a entrar en Florida y va a traer "gran cantidad de humedad tropical en el sur, que se extenderá en los próximos dos días".

Con estas condiciones señaló que hay un 70 por ciento de posibilidades de tormentas en la zona del Centro Espacial Kennedy, con la preocupación de que haya lluvias y tormentas eléctricas que afecten al vuelo.

Leinbach señaló que la cuenta atrás va "estupendamente bien" y no se ha registrado ningún fallo técnico que "pueda impedir salir a la hora prevista el viernes por la mañana".

En este sentido, recordó que en el pasado tuvieron previsiones meteorológicas negativas y finalmente el transbordador pudo salir, y otras, con condiciones óptimas, el vuelo tuvo que ser suspendido en el último momento.

Si las malas condiciones obligan a retrasar el lanzamiento el viernes, la NASA tiene otras dos ventanas de oportunidad el sábado y el domingo, si las previsiones meteorológicas mejoran.

La cuenta atrás para la misión final de los transbordadores comenzó el martes a las 13.00 hora de la costa este (17.00 GMT).

El Atlantis llevará el módulo multipropósito Raffaello con cinco toneladas de suministros, repuestos y equipos científicos para abastecer a la Estación Espacial Internacional (EEI), que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra, antes de que concluya para siempre la era de los transbordadores.

Asimismo, transportará el experimento Robotic Refueling Mission (RRM), diseñado para demostrar y probar herramientas, tecnologías y técnicas necesarias para reabastecer mecánicamente a los satélites en el espacio.

El comandante Chris Ferguson, el piloto Doug Hurley, y los especialistas de misión Sandy Magnus y Rex Walheim, forman la tripulación del que no sólo será el último Atlantis, sino la última misión de los transbordadores.