La Fiscalía de Manhattan y el equipo de abogados defensores del exdirigente del FMI Dominique Strauss-Kahn prevén celebrar hoy una reunión para analizar el futuro de este polémico caso, publicó hoy el diario The New York Times.

Según ese rotativo, fiscalía y abogados van a intentar determinar si los cargos contra DSK por asalto sexual e intento de violación "se pueden resolver a través de la desestimación del caso o con un acuerdo de aceptación de culpabilidad".

No se descarta que a la reunión asista el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, que el pasado viernes, al informar al juez Michael Obus sobre los últimos hallazgos en relación a la credibilidad de la acusación y sus testimonios, prometió investigar hasta descubrir "lo más relevante" del caso.

Esa reunión se producirá doce días antes de la próxima cita que DSK, como es conocido el político y economista francés de 62 años, tiene ante la justicia neoyorquina, el 18 de julio.

La fiscalía ya ha admitido que el caso se ha debilitado por los problemas de credibilidad de quien acusa a Strauss-Kahn, una inmigrante guineana de 32 años que presuntamente sufrió un ataque sexual y un intento de violación el pasado 14 de mayo por parte del político francés en la habitación de un hotel neoyorquino.

"No se espera que la fiscalía decida este miércoles si desestima el caso u ofrece un acuerdo hasta que reúnan más pruebas", señala el Times, que cita fuentes oficiales que pidieron el anonimato.

La fiscalía dio a conocer la pasada semana que la presunta víctima, una inmigrante guineana, había mentido para acogerse al programa de asilados de Estados Unidos y sobre su declaración fiscal, además de admitir que cambió su relato de los hechos sucedidos hace seis semanas.

Tras dar a conocer esa información, el juez dejó en libertad condicional sin arresto domiciliario y sin vigilancia las 24 horas del día a DSK, pero mantuvo los siete cargos por asalto sexual e intento de violación y le ha retenido el pasaporte para evitar que salga de Estados Unidos.

Según el diario neoyorquino, "es posible que el acuerdo se refiera a admitir un posible delito menor para no cumplir pena de prisión y para que (DSK) pueda regresar a Francia. No se ha dilucidado si la fiscalía ha descartado (la acusación por) un delito grave".

Strauss-Kahn ya declaró su no culpabilidad respecto a los delitos de los que se le acusa y su equipo defensor dio a entender la pasada semana que no va a aceptar que su cliente ha cometido delito alguno a no ser que se presenten evidencias firmes.

El diario recuerda que a partir de ahora la oficina del fiscal de Manhattan, que ha recibido numerosas críticas por su actuación en este caso, tendrá que decidir si cree que tiene un caso lo suficientemente firme como para ir a juicio.

Igualmente señaló que tanto la fiscalía de Manhattan como la defensa de DSK han declinado hacer comentarios sobre la reunión que según el diario está prevista para este miércoles.

Además, la mujer que acusa a Strauss-Kahn demandó por difamación al periódico New York Post por haber afirmado este fin de semana que es una "prostituta", confirmó a Efe el despacho de abogados de Kenneth Thompson, el letrado que la defiende, quien el martes presentó la demanda en un juzgado del Bronx (Nueva York).

El diario sensacionalista neoyorquino publicó durante el fin de semana, citando fuentes anónimas, que la mujer "hacía labores dobles como prostituta, cobrando en efectivo por sus servicios a los huéspedes masculinos" del lujoso hotel en el que trabajaba y en el que supuestamente Strauss-Kahn cometió la agresión.