Japón ordenó mantener en tierra toda su flota de aviones de combate F-15 después de que uno de estos aviones supersónicos se estrelló en el Mar del Este de China, indicaron el miércoles las autoridades.

El Ministerio de Defensa del Japón ordenó que la flota permanezca en tierra hasta que se haya concluido una investigación sobre el accidente del martes, cuando un avión F-15 que tenía su base en la isla de Okinawa se desplomó durante una sesión de entrenamiento de rutina.

El piloto de la aeronave permanece desaparecido y seis barcos de la Marina japonesa fueron desplazados para buscarlo agregó el Ministerio en un comunicado.

Algunos restos de la cola del avión fueron avistados en el océano. No se sabe con certeza si el piloto pudo salir expulsado del avión antes de que se estrellara.

Japón tiene una flota de 202 aviones F-15 y es la nación extranjera que tiene la mayor cantidad de esos populares aviones de combate estadounidenses, aunque en la actualidad está buscando nuevas aeronaves para reemplazarlos.