Inflación, aumento en la deuda de los hogares y problemas en una parte del sector bancario son algunos del los factores a evaluar en la rápido recuperación de la economía de Corea del Sur de la crisis financiera mundial, dijo el miércoles el ministro de Finanzas.

"Los precios al consumidor han permanecido altos recientemente y los sectores con menores ingresos están luchando por salir adelante", dijo Bahk Jae-wan en una conferencia con medios de prensa internacionales.

"Al mismo tiempo, el tema de la creciente deuda en los hogares y los debilitados ahorros bancarios locales han puesto cargas adicionales a la economía", agregó.

La semana pasada el gobierno anunció que el índice de precios al consumidor aumentó 4,4% en junio respecto del año pasado, mientras que la inflación subyacente — que no incluye los volátiles precios de los alimentos ni de los energéticos — también se aceleró 3,7% anual a junio.

Bahk también reconoció que la economía se está "recuperando rápidamente".