Automovilistas que pensaban que la fortuna se había cruzado en su camino causaron el miércoles un embotellamiento de tránsito en una autopista de 10 carriles en Moscú cuando se salieron de sus carros para recoger lo que parecía dinero dispersado por la carretera.

Pero el caos no les sirvió de nada.

Alguien "hizo una broma tonta" al lanzar marcadores de libros que parecían billetes de mil rublos (35 dólares) sobre un tramo de la autopista que rodea a Moscú, explicó el vocero de la policía Arkady Bashirov. Dijo que camiones de agua fueron desplegados para dispersar el dinero falso.

Un embotellamiento de tráfico similar ocurrió en julio — pero con dinero verdadero — cuando dos funcionarios de Moscú tiraron dinero sobre la calle al ser detenidos con 10 millones de rublos (350.000 dólares) supuestamente obtenidos por sobornos.