La película propagandística estrenada con ocasión del 90 aniversario del Partido Comunista Chino no sólo recibe distribución preferencial, sino que para colmo se acusa a una cadena de cines de inflar las cifras de la recaudación.

"El comienzo del gran despertar", además un elenco multiestelar, tuvo preestrenos en todo el país, se prohibieron los superespectáculos hollywoodenses, se alienta a escuelas y lugares de trabajo a comprar entradas en bloque. En los 19 días desde el estreno, la recaudación suma 49 millones de dólares.

El miércoles, el periódico Apple Daily de Hong Kong publicó fotos tomadas de la internet de tres entradas alteradas. Aparecía el título impreso tachado y abajo el de otra película escrito a mano.

Puesto que la recaudación se calcula en base a las entradas generadas por computadora, esas alteraciones, de confirmarse, elevarían artificialmente la taquilla de la película propagandística y reducirían los de la película vista por los espectadores.

Ahora que la industria cinematográfica mundial está ávida por aprovechar el boom del cine en China, pocos quisieron hablar del asunto con los medios extranjeros y correr el riesgo de ofender al gobierno al hablar mal de una película políticamente importante.

Cuando un periodista pidió declaraciones al directivo de una cadena de cines con sede en Beijing que no estaba implicada en el asunto, éste se negó a responder, aunque había hablado libremente de otros temas.

"Puedo hablar sobre cualquier otra cosa", dijo Gao Jun, subgerente general de New Film Association.

Los pedidos de declaraciones a Jiang Defu, vocero de China Film Group, el influyente estudio estatal que produjo "El comienzo del gran despertar", no recibieron respuesta.

Empleados de Jinyi International Cinemas, la cadena con sede en Guangzhou presuntamente responsable de dos de las tres entradas alteradas denunciadas por Apple Daily, derivaron las preguntas a otros colegas, que no respondieron.

Jinyi International Cinemas tiene unas 400 pantallas en todo el país y una recaudación de 108 millones de dólares en 2010 según su página oficial de internet.

Las películas inscritas a mano en las tres entradas publicadas en Apple Daily eran el filme de animación "Kung Fu Panda 2" y la producción de Hong Kong "Wu Xia", de Peter Chan.

Chan dijo al diario que estaba preocupado. "Me he quejado a las autoridades correspondientes, que están investigando. Espero que no sea verdad".